Rita bonita

Por Sandra Siemens

Contacto

Alejo Avila Huidobro

Director

Este cuento está basado en un hecho real: para evitar la extinción de los rinocerontes de Java, se adoptó una medida desesperada pero eficaz, la de cortarles el cuerno y así acabar con la codicia de los cazadores que mataban a los animales para conseguirlo.
Rita es una rinoceronte a la que le han cortado el cuerno, y por eso se siente triste. Quien narra esta historia es Bufágido, el pequeño pajarito que recorre el lomo de Rita para quitarle los bichitos que se le juntan en el lomo. Así comienza:
Tengo las plumas castañas y el pecho blanco.
Mi verdadero nombre es Bufágido, pero Rita
me llama Budo.
Rita está triste.
Desde esta mañana estoy ensayando las palabras
para decirle, pero nada. Cada vez que lo intento,
de los nervios, me pongo tartamudo.

Lo que le sucede a Bufágido –Budo- es muy fácil de comprender: está perdidamente enamorado de Rita. Y ella… ni siquiera se ha enterado. Rita está triste porque le han cortado el cuerno. Él hace lo que puede:
De la mañana
a la noche yo le recorro el lomo y se lo mantengo
impecable. Sin larvas, ni moscas ni garrapatas.

Pero eso no es suficiente para que la tristeza de Rita desaparezca:
Aunque ella no lo sabe, mi pequeño corazón
está muerto de amor por el suyo.

Y a pesar de las dificultades que se plantean desde el comienzo, este relato es una típica historia de amor con final feliz. Rita encuentra su pareja: Dok, un rinoceronte al que, como a ella, le han cortado el cuerno para preservarle la vida. Y Bufo encuentra compañera en la bella pajarita que limpia el lomo de Dok. Fue verla y enamorarse:

Tiene las plumas castañas y el pecho blanco.
Mientras mordisquea una garrapata me mira de
reojo con unos ojos amarillos que me dejan sin aire.
Después se acurruca entre las orejas de Dok,
suspira con su pico rojo, agotada, y me dice:
—Mañana será otro día.
Yo tengo miedo de tartamudear, pero
milagrosamente las palabras me salen de un tirón.
—Sí —le digo, inflando mis plumas blancas—.
Mañana todo será perfecto.